jueves, 14 de febrero de 2013

Bicentenario del olvido... Y del descuido: San Francisco derrumbándose


Documentos especiales de Agensur.info

Basílica de San Francisco, en la ciudad de Salta.
(Foto: El Tribuno)
A quien corresponda:

En Febrero de 1813, terminada la Batalla en Salta, decisiva para el afianzamiento de un gobierno independiente en nuestro país, el Gral. Belgrano se dirigió a la Iglesia San Francisco para realizar un Te Deum (o sea dar gracias a Dios). Allí, el propio Belgrano dispuso que se entregaran a los frailes cañones, balas y fusiles enemigos para ser fundidos en una campana para el templo, imaginamos que como símbolo de ese paso trascendente que acababa de dar: de la guerra a la paz, del sometimiento a la  libertad… y podríamos seguir enumerando si por un instante nos pusiéramos en el pensamiento y el sentimiento del General en aquellos días de luchar y dejar hasta el alma por la Patria.

Ahora bien, a ver si alguien nos puede ayudar a entender:

¿Por qué será que, 200 años después, con feriado nacional de por medio y un programa de actividades dispuesto para tan importante ocasión, ninguno de los organizadores se acordó de la Basílica Menor de San Francisco?

Que los funcionarios públicos encargados de programar los actos centrales por el Bicentenario de la Batalla de Salta no sepan de historia no sería extraño…

Que unos días antes se dieran cuenta de que el lugar donde el Gral. Belgrano realizó el Te Deum tras la Batalla se está viniendo abajo, tampoco.

Porque… ¿ustedes vieron en qué estado se encuentra el Monumento que el Ministerio de Turismo usa en infinidad de fotos para promocionar Salta?  Si no lo vieron, les contamos: el revoque se cayó en todo el frente, la humedad avanza sin piedad, la vibración de los colectivos provoca rajaduras en “el campanario más alto de Sudamérica”, se pintó por última vez hace más de quince años y no se realizó mantenimiento de ningún tipo…

Deterioro en una de las paredes de la Basílica.
Creemos que la declaración de Monumento Histórico Nacional del lugar no sirvió de nada; es más: nos perjudicó, ya que este gobierno nacional (del mismo signo político que el gobierno provincial, que tampoco hace nada) no sólo nos ignora, permitiendo que todo se deteriore cada vez más, sino que no se nos permite hacer gran cosa, por ésos misterios de la burocracia.

Nosotros somos un grupo de servidores comprometidos con el Convento, que colaboramos desinteresadamente con lo que podemos, y tratamos, junto a los frailes, de mantener el lugar. Sabemos y entendemos que al frente no lo podemos tocar, ya que es la cara de Salta ante el mundo turísticamente hablando, y son especialistas los que deben hacerlo, pero con tanto discurso de conservación del patrimonio, del casco histórico y demás palabrerío municipal, provincial y nacional, ¿nadie se dio cuenta de que se está viniendo abajo? Menos mal que existe el photoshop, de lo contrario no se podría ya incluir la imagen de la Basílica San Francisco en toda la folletería de turismo existente, porque daría una imagen de Salta que no queremos ver, pero que está ahí: se derrumba de a poquito, pero constantemente.

Esperamos que alguien pueda explicarnos qué pasa. ¿Hay algo de lo que no nos enteramos? El dinero que se necesita para restaurar es mucho menos de lo que tal vez crean que se necesita. Menos del que se gasta en eventos deportivos y culturales, en publicidad que nadie ve y en viajes y gastos suntuosos que nadie entiende. Y estamos hablando de un Monumento Histórico cuya imagen nos representa e identifica ante el mundo…

De todas maneras, aún sin arreglos de por medio, estamos seguros de que los mártires de la Batalla y el propio Gral. Belgrano debieron ser homenajeados allí, en el mismo lugar que ellos mismos eligieron para dar gracias a Dios aquel 20 de Febrero de 1813, y donde dejaron como testimonio “la campana de la Patria”, la que también dejó de repicar.

Miguel Hilal                                       
María Fernanda Chibán                               
Nora Morales                                
Verónica Nallar                                
Daniela Garbesi                                               
Alfredo Soto                                     
Patricia Espósito                              
María Cecilia Jora                            
Carlos Trogliero                                                
Néstor Marcelo Molina                                 
Marcelo Chalabe                              
Silvina Dan                                          
Miguel Ángel Zingone                    
Ángeles Alvarado                            
Mateo Emilio Martínez                
María Laura Rangil                          
Jacinta Villanueva                           
María García Bez                             
María Gabriela López Sarmiento 
Alba Marina Sánchez                       
Betty Quiróz                                       
Rubén Sánchez                                                 
Paula Sánchez                                    
Sol Sánchez                                         
Agustín Sánchez                                
Graciela Cantero                              
Paola Leonardi                                   
María Inés García                             
María Paola Cantarero                  
María del Huerto Eletti                  
Ana María Eletti                                 

Envío especial de Patricia Espósito

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada